Redacción Juan Sebastián Sosa

Como cada 23 de abril, este martes se celebra el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor. Según recoge la Unesco, se trata de una “celebración para promover el disfrute de los libros y de la lectura”. 

 

“Cada 23 de abril, se suceden celebraciones en todo el mundo para dar a conocer el poder mágico de los libros –un nexo entre el pasado y el futuro, un puente entre generaciones y distintas culturas”, señala esa entidad.

 

En esta ocasión, la Unesco y las organizaciones internacionales que representan a los tres principales sectores de la industria del libro -editores, libreros y bibliotecas– seleccionaron a la ciudad de Estrasburgo, Francia, como la Capital Mundial del Libro para este 2024. 

 

En su página web, la Unesco señala que declararon el 23 de abril como fecha simbólica de la literatura universal en una Conferencia General en 1995 porque coincide con la de la desaparición coincide con la desaparición de los escritores William Shakespeare, Miguel de Cervantes e Inca Garcilaso de la Vega.

 

“Este día rinde homenaje a los libros y a los autores y fomenta el acceso a la lectura para el mayor número posible de personas. Trascendiendo las fronteras físicas, el libro representa una de las invenciones más bellas para compartir ideas y encarna un instrumento eficaz para luchar contra la pobreza y construir una paz sostenible”, se lee. 

 

 

¿Sí es verdad que Shakespeare y Cervantes murieron el mismo día?

 

Si bien se dice que los reconocidos escritores murieron el mismo día y de que hasta la propia Unesco lo asegura, puede que no sea verdad. ¿La razón? Según señala CNN, se trataría cambios en los calendarios usados en España y en Gran Bretaña para la época en la que ambos vivieron. 

 

En ese sentido, Miguel de Cervantes Saavedra no habría muerto el 23 de abril, sino que en realidad fue enterrado ese día. El día real de su muerte sería el 22 de abril de 1616. Así lo constata el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España. 

 

En aquellos tiempos, la costumbre era enterrar al finado al día siguiente de su fallecimiento —algo que continúa hoy en día— y anotar en la partida de defunción la fecha del enterramiento, no de la muerte, explica la agencia de noticias española EFE. 

 

Eso por parte del escritor español, quien entonces habría muerto realmente el 22 de abril y no el 23. 

 

Ahora Shakespeare. En su caso, la propia Enciclopedia Británica señala el escritor inglés murió el 23 de abril de 1616. Sin embargo, no se tienen en cuenta que el calendario que regía en esa época al Reino Unido era diferente. 

 

El mundo Occidental era regido por el calendario juliano, creado por el emperador Julio César, hasta 1582. En ese año, se cambió al calendario gregoriano, creado por el papa Gregorio XII, que fue implementado rápidamente por naciones católicas como España, Portugal y Francia. Pero Reino Unido no implantó el calendario gregoriano hasta el año 1752, según los registros de la página web Aciprensa. 

 

Ante ese panorama, en 1616, cuando murió Shakespeare y Cervantes, tanto España como Reino Unido se regían por dos calendarios que se diferenciaban en 10 días. El 23 de abril de 1616 en Reino Unido, era el 3 de mayo de 1616 en España y en casi todo el mundo Occidental. 

 

Es por esto que se cree que es un mito hacer coincidir las muertes de los dos históricos escritores. 

 

Comparte en:


También puede interesarte
Última Hora...