Redacción admin

El Papa Francisco, líder máximo de la ICAR (iglesia Católica Apostólica Romana), anunció que convocó a un consistorio para fijar la fecha de canonización de Carlo Acutis, un joven que nació en Londres en 1991 y falleció a sus 15 años en Monza Italia, en 2006.

 

Dicha decisión solo la toma el jerarca de la iglesia católica debido a que considera que se dio un milagro por la intercesión de dicha persona, en este caso Acutis.

 

Se trata de una canonización en tiempo récord (solo 18 años después de la muerte del joven) «Ha llegado pronto. Ojalá siga ayudando a mucha gente desde el Cielo», sostuvo su madre, Antonia Salzano.

 

Su tumba se encuentra en Asís, en Italia central. El cuerpo del joven está en una urna de cristal y está vestido con su ropa habitual de adolescente, que incluye unas zapatillas deportivas Nike.

 

Según cuenta la historia, este joven, cuyo padre era un empresario de Milán, mostraba un gran interés por la informática, el deporte y la naturaleza. Además, poseía una profunda fe y brindaba ayuda de manera discreta a numerosas personas de su vecindario, sin que su familia estuviera al tanto de ello.

 

Perdió la vida a causa de una leucemia agresiva. En su funeral, de manera sorprendente, se presentaron decenas de personas sin hogar a las que él solía ayudar proporcionándoles comida o abrigos.

 

En febrero de 2020, Francisco fue aprobado para su beatificación, y en la ceremonia celebrada en Asís, asistieron varias decenas de miles de personas. Este jueves, el Pontífice ha ratificado un milagro atribuido a su intercesión y ha convocado un consistorio para determinar la fecha de la ceremonia de canonización.

 

 

La madre de Acutis explica que el milagro consiste en la recuperación de una joven costarricense que estaba estudiando en la universidad en Florencia. Según relata, la chica sufrió una caída en bicicleta que la dejó en coma de manera irreversible. La madre de la joven fue a rezar ante la tumba de Carlo Acutis y su súplica fue respondida. 

 

¿Por qué hay cristianos que no piden la intercesión de santos?

 

La intercesión es la actividad de orar o pedirle a Dios por un bien para otra persona. Consiste en pedir la ayuda divina para una situación específica para una persona diferente a la que está haciendo la petición.

 

La Biblia convoca a los cristianos a interceder unos por otros (orar unos por otros). Sin embargo, no todos los grupos cristianos consideran que la ortodoxia cristiana enseñe el orar a los santos (fallecidos) pidiendo esta intercesión.

 

La mayoría de denominaciones cristianas protestantes (bautistas, presbiterianos, metodistas, etc), consideran que pedir la intercesión de otros santos, o incluso de la Virgen María, es contrario a lo que enseña la Biblia sobre Jesucristo como el único mediador entre Dios y los hombres (1 Timoteo 2:5) y como Sumo Sacerdote que intercede por su pueblo ante Dios Padre (Hebreos 4).

 

De esta manera, una de las diferencias entre cristianos protestantes y católicos romanos, es que los primeros valoran el ejemplo y la fe de otros santos, pero no consideran que sea correcto orar a alguien diferente a Dios mismo, por lo que sus plegarias no se dirigen nunca hacia la Virgen María ni hacia los santos, contrario a la enseñanza del magisterio de la Iglesia Católica.

Comparte en:


También puede interesarte
Última Hora...