DIVISAS
8013806540001w

16 enero, 2022

Refugiados afganos se han visto forzados a vender a sus hijos para poder sobrevivir al duro invierno



Por: Redaccion Ultimahoracol




Familias desplazadas en campamentos para refugiados en la provincia de Balj, en Afganistán, denuncian que han tenido que vender sus órganos e incluso a sus hijos para poder sobrevivir. Los mismos, relatan que un niño puede llegar a costar 1.250 euros, menos de lo que cuesta un riñón, evaluado en 1.850 euros.

La difícil situación de las familias, provenientes de provincias del norte como Sar e Pol o Faryad, ha empeorado con la llegada del invierno al país centroasiático. Estos sobreviven con donaciones de organizaciones caritativas, que, a su vez, intentan dar esas ayudas en efectivo para persuadir a los adultos de no vender a los niños.

Lea también: Ecuador inaugura la ampliación de 60.000 kilómetros cuadrados de la reserva marítima de las islas Galápagos

Sin embargo, el dinero que estos pueden ofrecer no es comparable con lo que dan por un órgano o un niño, por lo que este problema ha aumentado. La venta se da principalmente en niñas, quienes son compradas por la familia del varón para que se case con su hijo, esto hasta los 15 años, sin embargo, la situación ha forzado a las familias a que las niñas se vayan siendo mucho más jóvenes y incluso vender a sus hijos varones.

La situación económica de Afganistán ya estaba deteriorada, sin embargo, la toma del poder por parte del Talibán, a partir del retiro de tropas americanas y la OTAN, ha catapultado la indigencia, el desplazamiento y las muertes. La comunidad internacional congeló los bienes afganos en el exterior y suspendió la financiación, negándose a trabajar con el nuevo grupo en el poder.

“Cada día que pasa la situación se deteriora en este país, y los niños sufren en particular”, expresó Asuntha Charles, directora nacional de la organización de ayuda World Vision. “Hoy me siento destrozada de ver familias dispuestas a vender a sus hijos para alimentar a los otros miembros de su familia”, enfatizó.

Fuentes consultadas: LA Times / NIUS

Imagen: EFE