Polémico contrato
Polémico contrato. Imagen de referencia: Pixabay

23 septiembre, 2022

Polémico contrato en la Secretaría de Salud de Bogotá: teléfonos a 3.5 millones



Por: Redaccion Ultimahoracol




El programa Sigue La W, de la emisora colombiana, W Radio reveló presuntos sobrecostos en un polémico contrato de la Secretaría de Salud de Bogotá. La entidad estaría comprando teléfonos de oficina a 3.5 millones de pesos para las subredes en la ciudad.

Le recomendamos leer: La presidencia contrató a Nerú para realizar actividades de salud mental y física

El objetivo era generar el contrato a nombre de la Secretaría de Salud y por cuenta del Fondo Financiero Distrital de Salud. En el documento, se menciona la adquisición de equipos de cómputo, digiturnos, portátiles y teléfonos IP.

En este último punto se detuvo el Concejo de Bogotá al enterarse de que mediante el contrato se estaban adquiriendo 360 teléfonos IP para oficinas por un valor de $3′479.323 cada uno.

La Concejal de Bogotá, María Victoria Vargas, encontró una resolución en la que se autoriza la entrega y el traslado físico de los teléfonos a una de las cuatro subredes. Más específicamente, la de Centro Oriente, en la que fueron entregados 100 de esos teléfonos.

Vargas aseveró que: “fueron 360 teléfonos por ese valor, encontramos un sobrecosto de más de $1.600 millones mientras la salud está en cuidados intensivos. Propuse una moción de censura para el secretario de Salud porque la Contraloría investiga un posible detrimento fiscal”.

Ante el polémico contrato, así reaccionó la Secretaría de Salud

Según la misma concejal, la Secretaría de Salud respondió que no se ha pagado por los teléfonos y que, incluso, el supervisor encontró unas irregularidades que fueron trasladadas a control interno.

María Victoria explicó que: “Dicen que la víctima no son los usuarios ni los recursos públicos, dicen que la Secretaría de Salud también se presenta como víctima.”

El contrato se firmó el 21 de diciembre del año pasado (2021). Del 10 al 21 de junio e 2022 habrían comenzado las entregas de los dispositivos.

El 18 de julio, la Subdirección de Bienes revisó el ingreso al inventario y encontró un sobrecosto en el valor de los teléfonos.

El 30 de agosto, el supervisor denunció la irregularidad ante la Fiscalía, luego de haber pasado por control interno y la oficina jurídica.

Fuente consultada: La W