Imagen: Archivo particular

Nuevos detalles: amiga de Ana María Castro cuenta lo que pasó horas antes de su muerte

febrero 24, 2021

Por: Orlando Martínez Castellanos

Lo ocurrido el 4 de marzo de 2020 aún es motivo de investigación por parte de las autoridades, pues esa noche la joven Ana María Castro fue encontrada en la calle 80 con carrera 69 en la ciudad de Bogotá.

Al parecer, Castro fue arrojada de una camioneta en la que iba luego de salir de un bar en el norte de la capital en compañía de Mateo Reyes, Paúl Naranjo y Julián Ortegón.

Lea también: Madre de Ana María Castro revela nueva información sobre el homicidio de su hija

Datos revelados por una amiga de la joven ayudaron a esclarecer los hechos de aquella noche, momentos antes de su fallecimiento.

Según la testigo, esa misma noche se encontraron en un sitio llamado Zona 116, allí hablaron durante unos minutos sobre un robo que le habían hecho a Castro días antes y que le había provocado una herida en su rostro.

Luego de la corta conversación, Ana María se fue a la mesa donde se encontraba Mateo Reyes, a quien conocía muy poco. Después, salieron juntas a fumarse un cigarrillo y allí salió una mujer que les pidió que la taparan para poder escapar del lugar.

Al pasar el tiempo, la amiga de Castro observó que se estaba quedando sola en la mesa con muchos hombres, entonces ella le dijo que se quedara en su mesa (la de la amiga) para que no estuviera allá, y así lo hizo la joven pero solo por un momento.

Llegando la madrugada, Ana María le dijo a su amiga que iba a ir a otro sitio llamado ‘El Chupe’ con su grupo de conocidos, la testigo le respondió informándole que ella estaba en Cantina, otro bar.

Lea también: Caso Ana Maria Castro: el celular de la joven podría tener pruebas de que se trató de un feminicidio

Sobre las 12:16 a.m., Castro le escribió a su amiga que se encontraran para que por favor le prestara plata, ella sin pensarlo, fue a buscarla y allí vio que estaba con Paúl Naranjo, aunque no lo conocía.

Al ver el estado en el que estaba su amiga, ingresó con ella al bar y le dio una ‘bomba’ de sal de frutas con limón para que mejorara, momento en el que aún seguían los tres jóvenes implicados en el caso, bebiendo en la mesa.

La testigo le pidió a Ana María que se fuera con ella porque estaba muy tomada, incluso le insistió mientras Julián Ortegón pagaba el parqueadero para irse del sitio. Momentos después, Castro se marchó con los jóvenes comentándole a su amiga de que irían a la casa de uno de ellos a seguir bebiendo.

“Recuerdo mucho que Mateo me discutía cuando yo le decía a Julián y a él que cómo se iban a llevar a Ana María en ese estado. Julián solo se reía y me decía que me calmara, pero Mateo sí me peleaba”, manifestó la amiga de la joven víctima.

Le sugerimos: El video con el que Paul Naranjo busca demostrar su inocencia por la muerte de Ana María Castro

De hecho, al marcharse ella le dijo a Reyes que si le sucedía algo a Ana María iba a ser él el responsable.

A la mañana siguiente, la joven le envió un mensaje a Castro que decía: “esa maña suya de irse con cualquiera”, pero se percató que no le llegaban los mensajes. Sobre el medio día recibió un mensaje desde el Messenger de la novia de Mateo, quien le preguntaba por su amiga, pues según él, había tenido un accidente y no sabía nada de ella.

La testigo en medio de su impotencia por no haber podido salvar a su amiga de lo sucedido, entregó la conversación a las autoridades y manifestó estar dispuesta a colaborar con la justicia para resolver el caso.

Fuente consultada: Semana

Responsive image

ULTIMAHORACOL.COM pertenece a I.P. MEDIA S.A.S