niños
Imagen: Archivo particular

13 mayo, 2021

La última oportunidad de tener una familia: la situación de la adopción en Argentina



Por: Redaccion Ultimahoracol




Zaira, Alejo, Pili, Lucho, Manuel y Juan llevan dos años esperando una familia. Seis hermanos de 15, 12, 9, 6, 5 y 3 años, respectivamente, hacen parte de las convocatorias públicas, una iniciativa de Argentina que busca resolver la situación de más de 200 menores en condición de adoptabilidad.

Este centenar de niños, niñas, preadolescentes y adolescentes mantienen sus esperanzas más vivas que nunca, por lo que alzan su voz, en lo que sería la última oportunidad de ser escuchados por una familia.

Así como el caso de estos seis hermanos, historias recogidas por el medio La Nación develan el estado actual de la población alojada en hogares, sus sueños y anhelos, sobre los que prevalecen ser adoptados.

Lea también: 81% de los jóvenes del país apoya el paro nacional, según encuesta

¿Qué son las convocatorias públicas?

Los niños, niñas o grupo de hermanos, a los que un juez o jueza les dicta la situación adoptabilidad recorren por un extenso proceso, con la finalidad de hallar una familia para ellos.

Primero se busca en los registros de personas postuladas para adoptar, ubicados en la jurisdicción donde pertenecen los menores. De encontrar el perfil adecuado, la búsqueda se amplía a regiones cercanas, y lo siguiente, al país entero.

De haberse agotado las solicitudes en la red de registros, se puede recurrir a las convocatorias públicas.  Estas son, básicamente, un llamado a la comunidad en general para hallar una familia para los chicos. Las parejas o personas que busquen adoptar en estos casos pueden realizar su postulación, sin haber estado inscritos de manera previa en los registros de adopción.

Lea también: “Acompañamos a la familia Villa con profunda tristeza”: presidente Duque

Estas convocatorias permiten visibilizar la cruda realidad de muchos de estos chicos y chicas. Según datos oficiales de Argentina, de una población de 8000 menores, solo el 10% de estos se encuentran en estado de adoptabilidad.

Un derecho fundamental al que no han podido acceder, una vida sin padres a los que amar, pero con un sueño que no deja de crecer: tener familia.

Conozca las conmovedoras historias de los menores que esperan ser adoptados aquí: Historias

Fuente consultada: La Nación