Imagen Pixabay

Estudio revela que las especies “ecológicamente raras” también son indispensables para el ecosistema en el que habitan

octubre 17, 2020

Por: María Paula Acevedo

Según informó El Espectador, este jueves 15 de octubre la revista Nature Conmunications publicó un estudio en el que se observaron a las más de 4.600 especies de mamíferos terrestres y 9.287 aves clasificadas como ecológicamente raras y cuál es su funcionalidad en el ecosistema que habitan.

Nicolás Mouquet, investigador del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia y corresponsable del estudio, explica que “tendemos a pensar que una especie poco abundante contribuye de manera poco significativa al funcionamiento de un ecosistema”.

Lea también: Estudio revela la efectividad de los sellos octagonales en los empaques de alimentos

Sin embargo, Mouquet aseguró que por el contrario a lo que suele pensarse, los ecosistemas son muy complejos y en ocasiones necesitan la intervención de “piezas raras” para su funcionamiento.

Las especies raras son entonces una parte fundamental para el buen funcionamiento de los ecosistemas debido a características como el tamaño, la alimentación y el hábitat.

Los hallazgos de esta investigación realizada por un equipo de la Universidad de Montpellier, revelan que este fenómeno ocurre en los trópicos y el hemisferio sur para los mamíferos, principalmente en las islas indonesias, en Madagascar y Costa Rica. Por otro lado, para las aves, se concentra en las regiones tropicales y subtropicales, en particular Nueva Guinea, Indonesia y los Andes.

Lea también: Los perros y los gatos si pueden ser amigos

Un ejemplo de la funcionalidad de estas especies es el colibrí endémico de Honduras Ariane de Lucy, que solo existe en cuatro zonas del país, sin embargo, contribuye sustancialmente a la polinización cuando se alimenta de néctar.

Otras especies como el tití de cabeza amarilla de Brasil, el canguro arborícola de Queensland australiano, el macaco negro de la isla indonesia de Sulawesi y el kakapo (el único periquito del mundo que no vuela) forman parte de este selectivo grupo de animales que aportan significativamente a la funcionalidad de los ecosistemas alrededor del mundo.

Fuente consultada: El Espectador

Responsive image

ULTIMAHORACOL.COM pertenece a I.P. MEDIA S.A.S