DIVISAS
Dólar TRM $ 3,828.18
Euro $4,616.13
Bolivar $0.00
TASAS DE INTERES
Café lb. (May 2019) US$1.1135
U.V.R. $285.6022
DTF 2.03%
Petróleo WTI US$39.75
Usura 25.79%
OTROS
COLCAP 1,528.09
IBR %
Inflación (Ago-2021) 0.45%

Liga Santander

BAR

Sep 20

2:00 PM

GRA

Liga Betplay

AGU

Sep 19

8:00 PM

BUC

Liga Betplay

EQU

Sep 20

6:00 PM

PER

Liga Betplay

ALI

Sep 20

8:00 PM

PAT

impuestos
Imagen: Pixabay

Estos son los impuestos que ya no se contemplan en la nueva reforma tributaria



Por: Carol Salazar Baquero




El nuevo proyecto de ley de ‘Inversión Social’ dejó por fuera varios tributos que estaban consignados en la anterior reforma. Entre ellos están los impuestos al Aceite Combustible Para Motores (ACMP), al carbono y a los plásticos de un solo uso, , según informó el diario El Espectador..

La reforma tributaria anterior se desmanteló debido a la inconformidad de los colombianos frente a los tributos que establecía porque afectaban sobre todo, a las clases medias y bajas del país. En esa medida, la nueva reforma que ya está radicada en el Congreso, quitó algunos de los impuestos que habían sido objetados por la ciudadanía, pero también otros que serían beneficiosos para por ejemplo, el medio ambiente.

Lea también: Este es el banco que fue reconocido como el mejor en Colombia

Impuesto al ACPM

De acuerdo con el documento del anterior proyecto de reforma, este punto buscaba generar una sobretasa al ACPM y a la gasolina motor extra y corriente. El objetivo de esto era conseguir fondos para el mantenimiento de la red vial nacional y de los diferentes departamentos. Este fue uno de los puntos más criticados de la reforma tributaria anterior.

La sobretasa al ACPM estaba pensado en 301 pesos por galón. Mientras tanto, el impuesto sobre la gasolina extra en el Distrito Capital era de 1.775 pesos y corriente, de 1.270. En los territorios municipales y distritales, la sobretasa de la gasolina extra estaba pensada en 1.314 pesos y la corriente en 940 pesos.

Peajes en las ciudades

Otro de los tópicos más controversiales de la reforma anterior fue el de la creación de peajes dentro de las ciudades distritales. Los recaudos provenientes de los peajes serían destinados a la financiación de infraestructura de movilidad.

El cobro del impuesto por medio de esta medida aplicaría para todas las personas que pasaran por esas vías, excluyendo bicicletas y vehículos de la Policía, Fuerzas Militares, INPEC, ambulancias y bomberos. Asimismo, las tarifas serías diferenciales para los tipos de automóviles y las distancias recorridas.

Podría interesarle: Estos serían los productos exentos de impuestos en los días sin IVA

Impuestos a los vehículos

Este punto contemplaba poner un impuesto nacional sobre todos los vehículos, ya fueran nuevos o usados, aunque con algunas excepciones. El objetivo de este recaudo sería generar ingresos a los departamentos (80%) y municipios (20%).

Dentro de los vehículos no grabados por este punto están las bicicletas, tractores y maquinaria industrial. La base gravable de los no exceptuados estaría basada en el valor comercial de los vehículo y la contaminación que emiten.

Impuestos al carbono

Este impuesto estaba establecido según el tipo de combustible fósil y la emisión de gases de efecto invernadero que tiene. Según el documento de la reforma, la tarifa de impuesto correspondería a 17.660 pesos por tonelada de carbono.

Así, el gas natural tendría una tarifa de 34 pesos; el gas licuado de petróleo de 112 pesos y la gasolina de 159 pesos. El ACPM también tendría un impuesto, que sería de 179 pesos. Sin embargo, este punto ya fue retirado en el nuevo proyecto de reforma.

Lea también: Este es el ranking de las ciudades más importantes para el futuro de Latinoamérica ¿alguna colombiana?

Impuesto temporal a ingresos altos

Se tenía pensado como un impuesto temporal y solidario que recaería sobre las clases más altas del país. Pues, las personas que devengaran más de 10 millones de pesos en sus salarios o por concepto de intereses, regalías, rendimientos, entre otros, tendrían que pagar este impuesto.

Haciendo eco en el límite de tiempo de este impuesto, su vigencia estaba pensada en una duración de cinco meses, desde el primero de julio hasta el 31 de diciembre de 2021. Este tributo incluía a personas naturales que contrataran con el sector público y también con el sector privado.

Impuesto a plásticos de un solo uso

Este punto tenía contemplado generar un impuesto sobre plásticos que fueran usados para envasar, empacar o embalar bienes. Su funcionamiento estaba basado en la venta de los productos, teniendo en cuenta la fecha de emisión de factura.

El impuesto también se efectuaría en los retiros para consumo de productores, en la fecha de retiro del bien, en las importaciones y en la nacionalización de esos productos. Entonces, la tarifa sería de 0,00005 Unidad de Valor Tributario (UVT) por cada gramo, según el documento.

Fuentes consultadas: El Espectador, Proyecto de Ley Inversión Social, Proyecto de Ley Reforma Tributaria

Más leídos en

Conéctate con nosotros